Que nadie
borre vuestras sonrisas,
que nadie
trunque vuestros anhelos,
que nadie
cambie vuestra
perspectiva,...

que nadie
pretenda que seais como
ellos.


jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Cómo estás?

A veces nos preguntan si estamos bien... Siempre respondemos sí, lo estamos, pero lo que realmente estamos pidiendo es que nos den un fortísimo abrazo. No estamos bien, nos da miedo decirlo, pero no estamos bien, necesitamos un abrazo y tampoco somos capaces de pedirlo. Todo nos parece mal y no sabemos porqué, creemos que todo está en contra nuestra y no encontramos explicación... estamos mal y punto. No hay más, no es nuestro día, sin embargo esperamos incansablemente a esa mano amiga, a ese hombro infinito que nos va a ayudar, que nos va a hacer pasar mejor el mal trago, que entenderá sin palabras que estamos mal... pero a veces nunca llega, o llega y pasa de largo, o llega y no se da cuenta... o no llega.

martes, 22 de junio de 2010

Ya estás aquí

El regalo ya está aquí, ha llegado con el final de la primavera, mucho antes de lo que imaginara. Te esperábamos impacientes, la verdad, pero aún sin la conformidad que se necesita, yo sabía que eras Tú, que ya estabas aquí y que no te harías esperar… Quienes lo han pasado lo notan, lo perciben, lo sienten… Pensé que era que… de tanto ansiarte sólo te imaginaba…, pero ya eres real. En silencio comienzas a explotar, estoy al antojo de tus anhelos, de tus deseos, de tus necesidades más primarias. Primero Yo soy para ti, en breve tú serás para Nosotros.

jueves, 13 de mayo de 2010

RETORNO




Y cuando, dulce, hayas vuelto al hogar

te besaré en tu rincón preferido,

sin que me escuches siquiera un gemido.

Y volverá mi garganta a cantar.


Comenzaré nuevamente a abonar

el campo yermo dejado en olvido,

y ese jardín por los dos tan querido,

empezaré otra vez a cuidar.


¡No volverás ya jamás a marcharte

por los caminos y sendas torcidas

para buscar horizontes lejanos,


pues estaré junto a tí para amarte

con las caricias que huyeron, perdidas,

que encontrarás nuevamente en mis manos!


Antonio Pardal Rivas

miércoles, 5 de mayo de 2010

Cambio radical



Algo ha pasado, no sé qué ni porqué, pero algo ha pasado, me ha cambiado, me ha hecho ver cosas que creí nunca ver. Mi vida cambia, tiene otras metas, otros fines distintos a los meramente superficiales. Algo ocurre, no sé qué, pero ocurre. Se atropellan ideas en mi cuerpo, en mi corazón, en lo más profundo de mi alma. Me empujan a hacerlo, me llevan, me dirigen, guían mi destino. No estoy sóla en esto, estoy con él, mi compañero, mi fiel amigo, mi incondicional, el que me apoya en todo lo que hago, el que quiere compartir esto conmigo, el que está dispuesto a este cambio radical, a esta transformación, a este deseo infinito de unión y división. Con él llegaré al destino, o eso es lo que ambos deseamos.

miércoles, 13 de enero de 2010

Hola chicos

Hola a todos, espero que todo vaya bien, en breve volveré a escribir y a leeros a todos vosotros, me he dedicado un tiempo, me hacía falta; además estoy trabajando y estudiando muchísimo. No penseis que me he olvidado de nadie porque no es así. Os quiero a todos y me habeis ayudado... no sabeis cuánto. Un beso muy fuerte.

viernes, 20 de marzo de 2009

CUENTO CONTIGO




El tiempo pasa, no perdona, corre, vuela...pero más mis pensamientos, todo cambia, fluctúa.

Nunca he estado tan indecisa a la hora de tomar decisiones, pero tú... mi incondicional siempre estás ahí, eres la primavera en cada uno de mis inviernos.

Me asusta el miedo de no poder seguir sola, sin la alegría de sentirte a mi lado, de lo importante que eres para mí.

Pero todo son incongruencias estúpidas, hasta esta incapacidad para escribir, creo que todo cambiará, no queda mucho, esperaré, esperaremos a que algunas de las cosas que deben cambiar lo hagan, eso sí, contando siempre contigo a mi lado.

sábado, 17 de enero de 2009

Buscaré la causa de mis síntomas. Gracias Ana por cederme esta reflexión.



“El cuerpo habla”... Qué nos enseña la enfermedad.

Dedicado a todas aquellas personas que se sienten dispuestas a caminar, en lugar de sentarse al borde del camino; a todas aquellas que aún sentadas, empiezan a notar la diferencia; y muy especialmente a todos aquellos que aún siguen simplemente “sentados” ...

Definiremos a la enfermedad como la pérdida de la armonía o el trastorno de un orden que hasta ahora habíamos mantenido en equilibrio. La pérdida de esta armonía se produce en la mente, en el plano de la información y el cuerpo solo la pone de manifiesto en forma de síntoma, por eso que un mismo acontecimiento, como puede ser la pérdida de un ser querido, una mudanza o un divorcio, no es tomado por todos los miembros de una familia por igual.

Generalmente cuando se manifiesta un síntoma en nuestro cuerpo, nos llama la atención, interrumpe (muchas veces bruscamente) nuestra vida cotidiana y lo que hacemos es tratar de que desaparezca sin dejar rastro y con la menor molestia. Vamos a compararlo con el siguiente ejemplo: ...En un auto existen luces que nos avisan cuando algo no está funcionando bien, como puede ser la falta de aceite o de agua. Si durante un viaje se enciende una de estas lucecitas, seguramente nos pondremos en alerta y nos veríamos obligados a “parar”. Por más que nos moleste, sería insensato enojarse con la lucecita, ya que su único cometido es informarnos en forma rápida de alguna anomalía que es inaccesible para nuestra percepción. Entonces lo que hacemos es ver a un mecánico para que nos ayude a encontrar el problema, poder solucionarlo y así seguir viaje. Pero realmente nos enojaríamos mucho si el mecánico, para solucionar el problema, solo se limita a quitar la lamparita que se enciende. Lo que debería hacer es ir en busca de la causa del problema en zonas más profundas a fin de averiguar que es lo que no está funcionando o lo que está faltando, para así solucionar definitivamente el problema...

El único objetivo de la señal es avisarnos y hacer que nos preguntemos que ocurre. Lo que en el ejemplo es la señal luminosa, en nuestro cuerpo es el síntoma.

También en nuestro caso, sería absurdo enojarse o tratar de suprimir el síntoma ya que su único cometido es el de avisarnos sobre alguna problemática más profunda que no estamos pudiendo afrontar o que quizás no sepamos que existe en nosotros. Entonces, en lo que debemos trabajar es en eliminar la causa y no simplemente el síntoma.

Cuando comprendemos la diferencia entre enfermedad y síntoma nuestra actitud y la relación con la enfermedad se modifican rápidamente. Dejamos de considerar al síntoma como un gran enemigo, cuya destrucción debe ser nuestro mayor objetivo, sino que encontramos en él, a un aliado que puede ayudarnos a encontrar lo que nos pasa y así vencer la enfermedad.

Esta forma de ver la enfermedad presupone una sinceridad con uno mismo, y una responsabilidad en nuestros actos que muchas veces esquivamos o no estamos dispuestos a llevar adelante. Pero si nuestro propósito es no combatir la enfermedad, sino servirnos de ella, debemos, si o si, ampliar nuestro horizonte.

Los invito a recorrer este camino y hacer un intento más en la búsqueda por estar bien... Gabriela V. Papurello Psicóloga Social Psicoanalítica Especialista en grupos familiares y equilibrio emocional mailto:papurello@tutopia.com

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Malita



Hola chicos, para los que seguis mi estado de salud os diré que me han ingresado en el Hospital Xeral, estoy en la planta 13, habitación 3, aún tengo para rato, me están haciendo pruebas para ver a qué se deben los mareos de los que os hablaba en la entrada anterior. Me diréis cómo es qué escribo, pues, como en la mili, me han dado permiso pra salir en estos días, mañana a las nueve de la noche tengo que estar por allí de nuevo, dentro de lo malo, la verdad es que está bien, por lo menos puedo estar con mi familia. Todo empezó porque el lunes a las siete de la tarde me tuve que ir a urgencias por orden de la médico de cabecera que delegó en este servicio porque no sabía lo que me podía estar pasando, al llegar allí tuve que esperar a las 12 de la noche para que me atendieran, me hicieron una analítica, un electro, un tac y pruebas típicas, la verdad y gracias al cielo, todo salió bien. Ya os seguiré contando, si es que puedo desde el hospital, sino hasta que me den de altanada de nada. Unos besos muy fuertes para todos.Y...................FELICIANO (Feliz año).

martes, 23 de diciembre de 2008

Fin de año, contigo

Un año más se va, se escapa, se escurre como arena de playa, como azúcar de momentos vividos. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo, lo efímero de todo y que lento me va ahora a mí.

Me han empezado a dar unos mareos extrañisimos que me impiden hacer varias cosas, pero bueno, lo peor no es soportar los mareos y las jaquecas, lo peor es no saber a qué se deben, en principio vértigo, aunque no lo veo del todo claro porque me estoy medicando y no observo mejoría alguna.

La verdad es que cuando se está bien, se está bien, aunque sea un tópico. Verte impedida para hacer cosas tan absurdas como agacharte, es la bomba, pero bueno, tomándolo con humor se lleva mejor.

Cuánto te echo de menos, eso que sólo te has ido por unas horas a trabajar, pero ahora, por la noche, parece que todo se magnifica.
No sabes cuánto valoro que estés ahí, a mi lado, incondicional, cuidándome y mimándome; cuán importantes son tus caricias, tus miradas pícaras y cómplices para que sonría y no me preocupe. Pero aunque te hagas el duro,... sé que estás preocupado por mí, lo sé, lo leo en tus ojos, lo que me dices no es lo que te ronda por la cabeza, pero todo irá bien, lo único que te pido es que no me dejes sola, que sé que no lo harás, pero necesito decírtelo, como te repito todo tantas veces (que como tu dices me pongo pesadita) esto también que no molesta ¿verdad?, llevo unos días con la necesidad imperiosa de decirte que te quiero, que estés conmigo, todo minuto cuenta y lo valoro como si fuera una década.
Después de aquella disputa no puedo ni volver a pensar en estar enfadada contigo, me hace daño, nos hace daño. Me resulta increíble pensar que en algún momento pude estar enfadada contigo, ¡con lo que yo te quiero! ¡Con lo que te necesito!

A veces me dicen que estoy demasiado pendiente de tí, pero lo necesito, eres mi guía, mi confidente, mi compañero, mi amante, sin tí, estaría perdida.

Espero ponerme bien pronto, seguro que sí, y dejar de preocuparte. Ahora me iré a la cama, solita, esperando a que llegues de trabajar, si todo va bien, dormida y sino en breve nos veremos.
Cariño, gracias por formar parte de mi vida, gracias por existir en mí. Espero que este nuevo año nos suprima las tristezas del anterior y nos multiplique por lo máximo multiplicable las alegrías y si no puede ser mejor que este que por lo menos sea igual.

Ahora te adelanto, ni te imaginas el regalito de Papá Noel que te tengo, pero menos el del cumple, que aunque estés el día 26, te mereces los dos regalitos, y más que hubiera... TE QUIERO cielo mío.
Como te encantan los SIMPSON, ¿qué mejor manera de prefelicitarte el 30 cumpleaños? Aún faltan unos diitas, pero con esto de las fiestas no sé si tendré mucho rato, por eso he decidido adelantarme. Besos mi vida.
FELIZZZZZZZZZZZZZZ CUMPLEEEEEEEEEAÑÑÑÑÑÑOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSS!!!!!!

Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS..........

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El séptimo premio ¡GRACIAS FELITO!


Mi amigo blogero FELITO ha creado un premio para compartir con todos sus seguidores como agradecimiento a nuestra compañía y, la verdad, los que tenemos que agradecerle somos nosotros, que él siempre esté pemdiente. ERES UN SOLETE.

Este premio se lo otorgo a:
Mi incondicional ANA
Mi futura mami ARA, que aunque ya te lo ha dado Felito ¡yo también quiero! ¡Te lo mereces!
Y a mi nueva guia espiritual, consejera y amiga GÁRGOLA.
Espero que os guste.

RELAX

Loading...